≡ Menu

Profeta hebreo de Jerusalén (uno de los doce «profetas menores»). Debió regresar a la Tierra Santa con los repatriados del exilio del 587 a.C. Es, por tanto, el primero de los tres profetas posexílicos, junto a Zacarías y Malaquías.
Su actividad profètica coincide con el segundo año del reinado del persa Darío (en el 520 a.C.). El libro de Esdras señala que profetiza para los judíos de Judá y Jerusalén; Ageo hace una llamada para reconstruir el Tem­plo ante la indiferencia generalizada del pueblo hebreo.
Un corto libro del Antiguo Testa­mento lleva el nombre del profeta Ageo; seguramente recoge sus pala­bras, pero debió de ser obra de algún testigo.
En uno de los oráculos se elogiaba a Zorobabel, gobernador de Judea, bajo cuya dirección y la del sumo sacerdote Josué se iniciaron los trabajos de reconstrucción de la Casa de Yahveh. El oráculo de Yahveh transmitido por Ageo dice:
Subid al monte, traed madera y recons­truid la Casa, y me complaceré en ella y seré así honrado… Porque es mi Casa la que está en ruinas y vosotros corréis cada uno a vuestra casa. Por eso los cie­los os negaron su rocío y la tierra rehu­só los productos. Y llamé a la aridez sobre la tierra, y sobre las montañas, y sobre los cereales, y sobre el mosto y sobre el aceite y sobre lo que el suelo produce, y sobre el hombre, y sobre las bestias, y sobre todo trabajo manual (Agí, 7-11).
En el oráculo de 2, 10-14 se alude a una futura ley sacerdotal que regule los elementos santos e impuros introduci­dos en el interior del Templo, cuya construcción se estaba llevando a cabo entonces, pero del que el profeta espe­ra que sobrepasará al primero.

¿Cómo elegir un buen vidente tarotista?

A la hora de buscar una consulta el cliente se halla  ante la inmensa cantidad de ofertas de publicidad de videntes y tarotistas que anuncian ser lo mejor que uno puede encontrar. Dado el desconocimiento del gremio es evidente que es necesario tener un criterio de selección a tanta empresa de tarot y videncia.

Existen tres criterios que nos permiten distinguir un vidente tarotista bueno de uno que no lo es:

videntestarotistas-particular

Consulta privada y personal

1. Que sea Privada

El hecho de que muchas consultas de videntes y tarotistas por teléfono se basan en servicios de empresa, los call-centers o gabinetes de tarotistas, hace que el trato es más propio de un servicio  de comida rápida

Por tanto en este tipo de servicios de tarotistas es preferible atenerse a lo tradicional, es decir, elegir un servicio privado de videntes donde seamos atendidos con un trato personal por teléfono, como un restaurante familiar en el que podemos confiar.

Este primer criterio de elección de un tarot es fundamental si lo que deseamos es un servicio de calidad.

vidente-tarotista-artesanal

Una consulta profesional

2. Que sea Profesional

Los servicios de videntes tarotistas se caracterizan muchas veces por afirmarnos que se poseen poderes paranormales que les convierten en infalibles. En la práctica es preferible atenerse al sentido común, desechar al tarotista telefónico que afirme poseer poderes y buscar un servicio de un profesional, esto quiere decir una persona con la formación y años de experiencia necesarios para garantizar la calidad de su consulta.

Ambos criterios de elección de un buen vidente tarotista se resumen así en elegir a un buen artesano, la consulta privada de un profesional que no busque el negocio sino el oficio.

iching-oraculo

La milenaria adivinación oriental

3. Elegir el método: El I Ching.

Hay otro criterio importante que debemos tener a la hora de elegir una consulta de vidente o de tarot. Se trata del método. Aunque la gran mayoría de personas creen que ha de usarse el juego de cartas del tarot la realidad de la adivinación es más compleja. Existen muchos sistemas, mancias, y se trata de elegir el que consideremos el mejor para nosotros.

De entre todos los sistemas de videncia destaca especialmente el I Ching. Se trata de una antigua forma de adivinación china, conocida también como Oráculo del Cambio, que es considerada por los entendidos como la mejor forma de indagar sobre el destino. Con una tradición de miles de años este oráculo es la fuente de la sabiduría china, y sus respuestas no sólo se basan en decirnos el camino futuro de las cosas sino también en aconsejarnos cómo actuar.

A diferencia del tarot el I Ching es un sistema exacto…la respuesta está en palabras, y éstas se han guardado por miles de años. No cabe decir otra cosa que lo que diga el Oráculo.

 

Al realizar la consulta del I Ching nos ofrecerá tres respuestas a nuetras preguntas:

1. El presente: nos muestra la situación actual, la realidad que se está cociendo. Tanto los sentimientos ocultos, que habitan en el fondo de las cosas, como las condiciones que generaron la situación actual.

2. El futuro: fruto de lo que se está “cociendo” en el presente aparece el rumbo del futuro, si el presente es la semilla el futuro sería el arbol. Nos muestra así el rumbo futuro de las cosas.

3. El consejo: algo completamente distinto a cualquier otro sistema de adivinación es el consejo que ofrece el I Ching  fruto de miles de años de sabiduría oriental.

 

Una consulta alternativa y diferente

Le he mostrado tres criterios fundamentales para elegir una consulta de buenos videntes y tarotistas. Lógicamente le sugiero mi propia consulta Si lo que está buscando es una consulta diferente, en un ambiente privado y profesional con un método alternativo al tarot le sugiero mi propia consulta. Estaré encantado de atenderle en los telefonos 806 y visa que pongo a su disposición.

A su servicio,

Don Fidel

Licenciado en Filosofía y Psicología