≡ Menu

Ageo, profeta judio

Profeta hebreo de Jerusalén (uno de los doce «profetas menores»). Debió regresar a la Tierra Santa con los repatriados del exilio del 587 a.C. Es, por tanto, el primero de los tres profetas posexílicos, junto a Zacarías y Malaquías.
Su actividad profètica coincide con el segundo año del reinado del persa Darío (en el 520 a.C.). El libro de Esdras señala que profetiza para los judíos de Judá y Jerusalén; Ageo hace una llamada para reconstruir el Tem­plo ante la indiferencia generalizada del pueblo hebreo.
Un corto libro del Antiguo Testa­mento lleva el nombre del profeta Ageo; seguramente recoge sus pala­bras, pero debió de ser obra de algún testigo.
En uno de los oráculos se elogiaba a Zorobabel, gobernador de Judea, bajo cuya dirección y la del sumo sacerdote Josué se iniciaron los trabajos de reconstrucción de la Casa de Yahveh. El oráculo de Yahveh transmitido por Ageo dice:
Subid al monte, traed madera y recons­truid la Casa, y me complaceré en ella y seré así honrado… Porque es mi Casa la que está en ruinas y vosotros corréis cada uno a vuestra casa. Por eso los cie­los os negaron su rocío y la tierra rehu­só los productos. Y llamé a la aridez sobre la tierra, y sobre las montañas, y sobre los cereales, y sobre el mosto y sobre el aceite y sobre lo que el suelo produce, y sobre el hombre, y sobre las bestias, y sobre todo trabajo manual (Agí, 7-11).
En el oráculo de 2, 10-14 se alude a una futura ley sacerdotal que regule los elementos santos e impuros introduci­dos en el interior del Templo, cuya construcción se estaba llevando a cabo entonces, pero del que el profeta espe­ra que sobrepasará al primero.